San Ti

Fisiologia del Wu Shu por Luciano Cassarino
Luciano Cassarino

por

Fisiologia del Wu Shu

El Wushu es uno de esos deportes donde la fisiología del deporte como materia de estudio e investigación encuentra tal vez su más interesante desafío. La fisiología del deporte es un tratamiento sobre los límites finales a los que pueden llevarse los mecanismos corporales. El metabolismo de un atleta durante una competición llega a elevarse hasta un 2000% sobre el normal, en comparación, una persona moribunda atacada por una fiebre intensa, suele elevar su metabolismo a un 100%; esto nos da una pauta cercana de lo duro que puede resultar el entrenamiento de alto rendimiento (AR).


Sistemas Metabólicos
Los sistemas metabólicos son los recursos que el cuerpo utiliza para obtener energía, existe gran diversidad de recursos metabólicos utilizados por el cuerpo, sin embargo, hay sólo tres los principalmente utilizados por los músculos y que son de máxima importancia en la actividad física intensa y el entrenamiento de AR., a saber:
Sistema del Fosfágeno Funciona mediante el desmembramiento de un enlace llamada Adenosintrifosfato (ATP), este enlace puede almacenar hasta 7300 calorías por mol, estas son liberadas en dos etapas, al subdividirse dos veces el ATP, primero en ADP (adenosindifosfato) y finalmente en AMP (adenosinmonofosfato). Este sistema es capaz de generar energía para el músculo en períodos muy cortos, unos tres segundos, los iniciales y necesarios para realizar una serie corta de 3 o 4 movimientos a velocidad y potencia máxima, este sistema es utilizado principalmente durante la práctica de básicos de wushu. Este sistema suele utilizarse en conjunción con el sistema de liberación de energía a partir de la Fosfocreatina. El fosfato de creatina posee un enlace de fosfato de alta energía, unas 10300 calorías por mol, lo cual le permite suministrar energía para la reconstitución de ATP y de esta manera permitir un mayor período de utilización de fuerza máxima de hasta diez segundos de duración, suficientes para realizar series cortas de movimientos a máxima velocidad y potencia, también aplicable a una serie de ejercicios básicos (ej: 10 ejercicios Chentitui o Cetitui). De esta manera concluimos que el Sistema del Fosfágeno es utilizado para esfuerzos musculares breves y de máxima exigencia.




Sistema del Glucógeno y el Acido Láctico
Este sistema se inicia cuando el glucógeno es almacenado en el músculo y se desdobla en glucosa, el proceso de glucólisis hace que esta (la glucosa) a su vez se desdoble en dos moléculas de ATP. Sin embargo el proceso continúa con la intervención del ácido pirúvico, que en interacción con las mitocondrias de las células musculares (utilizadas para la respiración) y el oxígeno en ellas obtenido crea aun mas moléculas de ATP. Cuando el oxígeno no es suficiente parte del ácido pirúvico se convierte en ácido láctico, este se acumula en las fibras musculares después de sesiones largas de entrenamiento, donde el músculo es exigido intensamente en forma ininterrumpida (generalmente por mas de 10 segundos cada vez), este ácido es luego evacuado en la sangre, pero produce por períodos de a veces varios días un dolor molesto en los músculos y una fatiga intensa. De esta manera, el sistema energético del glucógeno y el ácido láctico puede proporcionar hasta 1.6 minutos de actividad muscular máxima, que sumados a los 10 segundos del sistema del fosfágeno, cubren con creces el tiempo de realización de una rutina de competición standard ejecutada a máxima potencia (que generalmente dura entre 1.2 y 1.5 minutos).
Sistema Aerobio El tercer sistema energético usado por los músculos es el Sistema Aerobio, este sistema sirve para generar energía durante un tiempo ilimitado, o en tanto duren los nutrientes básicos del cuerpo (proteínas, aminoácidos, ácidos grasos, glucosa) y con estos regenera las moléculas de ATP (recordemos que estas moléculas mediante su división son las que liberan energía instantaneamente). Este sistema no es utilizado por el wushu, ya que es un sistema empleado por los que realizan actividades de larga duración, como los maratonistas, nadadores, ciclistas, etc. Sin embargo los wushuistas suelen realizar ejercicios aeróbicos para estimular los otros sistemas y de esta manera disminuir la deuda de oxígeno y a eliminar el ácido láctico acumulado en las fibras musculares después de la ejercitación intensa. El Wushu utiliza los dos primeros sistemas, ya que los mismos poseen una velocidad de generación de energía 2 veces mayor a la del sistema aerobio y de esta manera se pueden producir descargas de energía fugaces, necesarias para el desarrollo del bengjing o fali (energía explosiva).



Atletas Masculino y Femeninos
Es bien sabido que la capacidad para el deporte es mayor en los hombres que en las mujeres y esto se debe a diversos factores fisiológicos, entre ellos los depósitos de grasa del cuerpo, que son mas abundantes en las mujeres debido a la hormona estrógeno en contra de la hormona testosterona en los hombres que aumenta la asimilación de proteínas desarrollando mas masa muscular. Asimismo la hormano estrógeno incita al temperamento calmo, mientras que la testosterona promueve la agresividad, todo esto ligado al comportamiento del instinto sexual. Sin embargo está comprobado que las mujeres poseen en ocasiones una mejor performance en las pruebas de resistencia por ejemplo en el agua, en travesías al aire libre, por poseer una mejor resistencia al frío (por los depósitos de grasa). De esta manera las performances masculinas en wushu suelen ser mas potentes, veloces y espectaculares, con saltos altos y plenos de espíritu combativo, en cambio en las mujeres se destaca la gracia, estética y elasticidad característica, inherente también al wushu moderno en general. Otros factores diversos influyen en la performance deportiva del atleta, como la restitución de líquidos corporales y sal, el control del calor corporal y el uso de fármacos y estimulantes naturales (indispensables hoy en día entre los atletas de AR), sobre estos temas hablaremos en el próximo artículo.



Tipos de Fibras Musculares
Existen dos tipos de fibras musculares que intervienen en la actividad deportiva, las fibras de contracción rápida y las fibras de contracción lenta, todos los músculos poseen proporciones variables de ambas. Estas proporciones están determinadas genéticamente y aún no hay pruebas de que la actividad deportiva influya o modifique la proporción de las mismas. Las fibras de contracción rápida tienen mayor utilidad en los ejercicios anaeróbicos y que requieren fuerza explosiva, como la mayoría de los movimientos individuales del wushu, en cambio las fibras de contracción lenta poseen mas utilidad en los ejercicios aeróbicos, ya que poseen más mitocondrias que las otras. Esta utilidad de cada tipo de fibra determina en una persona para que deporte es más apto; generalmente los deportistas se autoseleccionan para realizar distintos tipos deportes en forma instintiva o por descarte, de esta manera, las personas que poseen mas proporción de fibras de contracción lenta suelen dedicarse a deportes de resistencia como las maratones, natación, ciclismo, fútbol etc. mientras que los que poseen mas fibras de contracción rápida realizan deportes preponderantemente anaeróbicos como la gimnasia deportiva, patinaje artístico, wushu, etc.