San Ti

Furia ciega - 1989 por Jerónimo Milo
Jerónimo Milo

por

Furia ciega

1989

Rutger Hauer, Sho Kosugi y Terry O’Quinn





Síntesis: Nick Parker es gravemente herido dentro de la selva en medio de la guerra. Casi muerto y con una ceguera total por una explosión, es rescatado y amparado bajo los cuidados de unos aldeanos. Con ellos aprenderá a dominar su condición y a manejar la espada y su cuerpo de una manera increíble y peligrosa, que hará temblar a sus enemigos.


No hace falta aclarar que Furia Ciega es la versión gringa de Zatoichi, el famoso espadachín ciego japonés del que se hicieron infinidad de películas -la más conocida ha sido la genial versión creada por Kitano en el año 2003-.
Junto a Rescate en el barrio chino, este es quizás uno de los filmes de mejor calidad de este ranking. La historia, la dirección, los personajes y los cuidados gestos que Rutger Hauer desarrolló en su papel, sumado a los elementos cómicos incluidos en el momento adecuado, logran un producto típico de los ’80 pero con la calidad de las mejores producciones de la década siguiente.
Lo más preciado es que es un filme con un actor de primera, que puede interpretar diferentes emociones y situaciones con credibilidad, gracias al
timing y el manejo del guión.
En los primeros minutos de la cinta se sintetiza cómo Nick es herido en la guerra y luego es rescatado por un grupo de aldeanos que lo curan y lo ayudan a manejarse pese a su ceguera. Entre los aldeanos se encuentra un maestro de la espada que le enseña de manera afectuosa a ser un experto en esta arma.
Luego de 20 años y de vuelta en los Estados Unidos, Nick vive una bohemia vida y de vez en cuando se ocupa de avergonzar con sus habilidades marciales a los villanos oportunistas que buscan aprovecharse de su condición.
Nick viaja para visitar a su amigo camarada de armas, Frank Deveraux, quien en parte es responsable de su ceguera en el episodio en que Nick es herido. Al llegar al hogar de Frank este no está y, en un confuso episodio, un desagradable matón junto a dos policías asesinan a la ex esposa de Frank e intentan capturar a su pequeño hijo. Nick los liquida y toma en custodia al muchacho para viajar a Reno y buscar a Frank. Todos estos incidentes se deben a que Frank está metido en problemas con unos peligrosos mafiosos que dirigen casinos y que quieren usar sus conocimientos en química para fabricar drogas.
En el trayecto para encontrar a Frank se cruzarán con su novia, con una galería de coloridos villanos y con un maestro japonés en el arte de la espada.
La escena final es una excusa para un memorable duelo sobre una pileta entre Nick y el experto maestro ninja, interpretado por Sho Kosugi.
Furia Ciega es un excelente y entretenido filme que está a la altura de varias de sus versiones niponas y que logra balancear a la perfección los momentos de violencia con los de humor, ternura y acción.