San Ti

Ganchos ascendentes - Caminatas de Choy Li Fat por Jerónimo Milo
Jerónimo Milo

por

Ganchos ascendentes

Caminatas de Choy Li Fat

Del libro "Choy Li Fat" - capítulo de caminatas

Forma: Avanzamos hacia nuestra diagonal izquierda en postura Ching Wu Ma con la pierna izquierda adelantada. Bloqueamos hacia arriba con la mano izquierda abierta. A medida que el bloqueo sube, el antebrazo y la muñeca van rotando sobre sí mismos para que el bloqueo sea más suave y no choque contra el golpe del enemigo. La mano derecha se eleva, describiendo un golpe ascendente con el puño cerrado. El impacto se produce con los nudillos de los dedos índice y mayor.



Desde esa posición avanzamos hacia la diagonal derecha con la pierna derecha adelantada y volvemos a bloquear hacia arriba con la palma derecha adelantada, al mismo tiempo que golpeamos hacia arriba con el puño izquierdo atrasado.



Podemos entrenar afirmando el pie y luego pegando al frente junto con la rotación de nuestra pelvis, para desarrollar una buena postura; o podemos impactar simultáneamente con el golpe y el avance del pie, para entrenar la velocidad y coordinación de la caminata.


Aplicación: Nos encontramos en guardias cruzadas con respecto al oponente. Ante el ataque de la mano derecha adelantada del rival, bloqueamos hacia arriba con nuestra mano izquierda adelantada. Simultáneamente atacamos con el puño derecho a la zona del mentón de este.



Avanzamos ferozmente sobre la estructura del oponente, golpeando e incluso derribándolo con nuestro ataque.

Variante: Nos encontramos en guardias iguales con respecto al oponente. Ante el ataque de la mano derecha adelantada del rival, bloqueamos sobre la zona de su codo, desviando su ataque y elevando su brazo, para desequilibrar su estructura. Simultáneamente golpeamos con nuestro brazo izquierdo en forma de gancho invertido sobre la zona de las costillas.



La elevación del brazo del oponente y la pérdida de su equilibrio nos dejarán su zona baja a nuestra merced.

Puntos importantes: Coordinar el avance de los pies con el momento del impacto. Extender la pierna de atrás para poder generar fuerza desde ésta. Rotar la pelvis hacia el lado de nuestra pierna adelantada y enderezar todo el torso, poniendo en acción la musculatura de la espalda, que es la principal responsable de la potencia en este golpe.