San Ti

Huo YuanJia - La historia por David Conches
David Conches

por David Conches

Huo YuanJia

La historia

¿Maestro o Leyenda?

Cortesia de David Conches. david@swaso.com

Texto y Fotos Publicado en http://www.swaso.com/

Durante la dinastía Qing, el emperador tenía miedo de que la raza de los han o auténticos chinos, consiguieran restaurar la dinastía Ming. El gobierno estaba en plena decadencia, China se encontraba bajo la opresión de los occidentales, en el interior del país y de la corte en general, imperaba el vicio y la depravación, la población pasaba hambre y el estado era cada vez más débil.
En el quinto año del reinado del emperador Yun Qing, un anuncio prohibió el estudio y la práctica de las Artes Marciales, todos los gobernadores provinciales estaban autorizados a parar el estudio del Kungfu, así como el uso y estudio de cualquier tipo de armas.
Cualquiera que se llamase así mismo Maestro de Kungfu o instructor de Artes Marciales, o simplemente practicase Kungfu, podía ser arrestado. Dado que mucha gente había estudiado Kungfu para mantenerse en forma, su prohibición causó un grave deterioro en la salud, el aspecto físico de la gente china era cada vez más débil y enfermizo, por lo que los extranjeros les llamaban "Enfermos de Asia". Los documentos que explican esto pueden ser fácilmente encontrados en cualquiera de las librerías de Beijing.
Hacia el final del siglo XIX, la moral china era muy baja, sus relaciones con las potencias extranjeras la habían situado en una posición política inferior, pero era el fin de la dinastía Qing.
Durante la primavera de 1909, primer año de reinado del último emperador, Fu Yee, llegó a Shanghai un luchador occidental llamado por los chinos, "Hou Ping", el cual actuó demostrando su fuerza y sus conocimientos de boxeo en el teatro Apolo de Shanghai, concretamente en la calle Zuchuan, durante varias noches tuvo una gran afluencia de público. Y en la última noche, ante el numeroso público allí congregado, sé autoproclamó el hombre más fuerte del mundo, y el mejor luchador, retando al mismo tiempo a cualquier chino a luchar contra él.


Casa donde vivió HUO YUANJIA

Después de escuchar sus palabras, el público se llenó de estupor. Al día siguiente muchos luchadores chinos, auténticos patriotas, aceptaron el reto de tan engreído luchador. En aquella época estaba muy elevado el sentir patriótico y revolucionario del pueblo chino, sobre todo en Shanghai. Cuando estos vieron en las noticias los fanfarroneos de este hombre, se enfurecieron mucho, y hubo muchos héroes que salieron en defensa de sus hermanos chinos, aunque lamentablemente todos fueron derrotados por la fuerza del boxeador.



China durante miles de años, siempre estuvo mucho más avanzada que occidente tanto en aspectos culturales como en artísticos, pero al llegar el imperio Qing, todo ello empezó a decaer. Además de ello, el sur de China siempre ha sido mejor en el aspecto artístico cultural que en el aspecto marcial, por lo que, encontrar en Shanghai un verdadero Maestro de Kungfu era muy difícil, para ello, la ciudad de Shanghai organizó un festival donde reunir a los mejores luchadores de China y competir con el bravucón occidental.
Por aquel entonces se reunieron varios compatriotas como; Chen Jimei, Long Quhuo, Chen Dieshen, Chen Kongsou, etc., y así hasta unas diez personas, luego empezaron a discutir sobre el tema de la competición, entre ellos estaba el Maestro Sun Piekong, que propuso llamar a un hombre llamado Huo Yuanjia, el cual vivía en un pequeño pueblo de la provincia de Hebei (Hopei), y quería reclamarle porque era un hombre con muchos conocimientos de Kungfu y gran habilidad en el Estilo de "La Huella Perdida" o Mizongquan (Mi Zong Chuan), siendo por todos conocido como "Huang Mien Fu", y otros varios alias o sinónimos.

El Maestro Huo aprendió el Estilo de la "Huella Perdida" de su padre, y lo aprendió no sin alguna dificultad cuando era muy joven. Huo había sufrido la fiebre amarilla y su padre no había querido enseñarle Kungfu, como hizo con sus hermanos. Huo sin embargo, expiaba mientras su padre enseñaba el Estilo Mizong a sus hermanos, y así lo fue aprendiendo poco a poco, en secreto. Pasaron algunos años y un día se presentaron en su casa algunos antoguos enemigos de su padre para retarlo a un combate (algunos años antes el padre había trabajado de guardia de seguridad y había evitado que varios delincuentes robasen a su jefe). Ahora por sus dolores reumáticos, el más anciano de la familia Huo era incapaz de luchar, sus tres hijos entrenados lucharon en su nombre, pero uno tras otro fueron derrotados.
La situación era grave, entonces el joven y enfermizo Huo les hizo frente y los derrotó, dándoles una gran paliza. Después de esto, su padre le enseñó todo cuanto pudo y con el tiempo, el joven Huo Yuanjia llegó a ocupar su puesto.
Cuando Huo Yuanjia recibió la carta del Maestro Sun se enfureció mucho y se ofreció para enfrentarse con el boxeador y así terminar con las habladurías que sobre los chinos, "enfermos de Asia", corrían de boca en boca. Decidió ir a Shanghai junto a dos de sus discípulos, Zhao Hanjie y Liu Zhèngshéng, donde llegaron en marzo de 1909. Una vez allí, todos se reunieron en un local cercano a la estación de trenes de Shanghai, en una especie de hostal y casa de té, este hotel es muy famoso por la reunión de los "Viajeros del Norte". Cuando Huo llegó a Shanghai fue recibido clamorosamente por todos los patriotas chinos. Luego, estos fundaron un centro de gimnasia, al que llamaron "Instituto de Educación Física Jin Wu" o JinWu Men y donde Huo Yuanjia fue nombrado Director y Maestro del citado centro.
El centro Jin Wu Men (Escuela Marcial Superior) estaba situado cerca de la puerta norte de Shanghai, allí se trasladaron y pronto comenzaron las practicas.

Una vez instalado en Shanghai, Huo se empezó a preparar para luchar contra el boxeador occidental, le ayudaron para ello varios destacados Maestros como, Chen Kunsuo y Xuo Zhekung, aportando a la vez apoyo económico para preparar el escenario donde se realizaría el enfrentamiento.
Buscaron un local que estaba en la calle Jinan, con un pequeño jardín, el cual es conocido hoy día como "Jardín Chan Yuen". Este jardín hoy contiene ciertos rasgos occidentales y un gran campo, con numerosas atracciones y diversos tipos de entretenimiento para sus visitantes.
El escenario se sitúo sobre el campo a unos dos metros de altura y con unos diez metros de largo por ocho de ancho, colocaron escaleras para subir en ambos extremos. Un día de mediados de Junio sobre las cuatro de la tarde sería el día oficial para la competición. Ese día el Jardín Chan Yuen se llenó de multitud de carruajes cargados de curiosos, muchos hombres, mujeres y ancianos, llegaron para ver el lugar donde se iba a celebrar la lucha entre ambos personajes.



Antigua Asociacion Jing Wu

Huo Yuanjia con un pantalón y una blusa corta de color gris, zapatillas y llevando su trenza en la cintura ceñida por una faja, estaba sentado en un lado, muy tranquilo, sus ojos reflejaban paz y serenidad, su imagen era la de todo un valiente. Pacientemente esperaba la llegada del boxeador occidental.
Antes de todos estos hechos, los Maestros Chen Kunsuo y Xuo Zhekung, habían hecho de interpretes, acompañando a Huo Yuanjia a buscar al boxeador para parlamentar sobre la competición. El boxeador recién llegado a China no conocía las reglas de las competiciones de Kungfu, y tan sólo sabia las reglas occidentales de boxeo, que consistían en llevar las manos protegidas por unos guantes, y solamente podían pegar de la cintura para arriba, estando prohibido el utilizar los pies. El Kungfu sin embargo, utilizaba ambas partes del cuerpo y no existían limitaciones. El boxeador proponía las reglas de boxeo y de Wrestlin (lucha) occidental, finalmente quedaron en que en cuanto un luchador cayese al suelo se daría el combate por terminado y quien quedase en pie seria el ganador.
Aquel día Huo Yuanjia y sus discípulos esperaron durante mucho tiempo, cuando fueron las cuatro en punto y se dio por comenzada la competición, el fanfarrón boxeador todavía no había aparecido, más tarde se supo que tras enterarse el boxeador de la fama de Huo Yuanjia, éste se acobardo u huyó, por ello fue designado como ganador el Maestro Huo Yuanjia. Al día siguiente se dio a conocer la noticia en todos los periódicos, con lo que los orientales recuperaron su autoestima.
La noticia de lo sucedido se fue extendiendo y los organizadores fijaron que el escenario de la competición seria visitable tanto por orientales como por occidentales. Se fijarían una serie de competiciones, en las que cuando el contrincante cayera seria dado por vencido, la noticia se expandió y muchos practicantes de Kungfu se reunieron allí para competir.
Un día el arbitro de estos encuentros fue a visitar al Maestro Huo y le comunicó que un hombre llamado Zhao Jinyin, quería competir con él. Huo aceptó, y cuando salió con sus discípulos, vio a un hombre en medio del escenario, muy fuerte, de unos treinta y pico de años, con un cuerpo fornido y corpulento que estaba esperándole. El hombre le preguntó si era él, el famoso Huo Yuanjia. Huo respondió afirmativamente y añadió ¿Quién es Usted?. El hombre corpulento contestó que se llamaba Zhao Jinyin y que al enterarse de la gran fama y valentía sin limites que tenia Huo Yuanjia, así como su habilidad en Kungfu, decidió enfrentarse y ver si le podía enseñar o aprender algo de él. Huo Yuanjia sonrío y dijo que primero deberían competir para ver las habilidades de cada uno.
Tras esto salto al escenario uno de los alumnos del Maestro Huo, llamado Zhao Hanjie y le pidió al Maestro permiso para competir primero con aquel desconocido. Huo le concedió el permiso pues comprendió que su alumno quería ver que es lo que pretendía este hombre. El discípulo Zhao era a parte de uno de sus sucesores, un buen amigo, y siempre había trabajado con mucho animo e interés. Huo Yuanjia estaba seguro de las habilidades de su alumno, pero a pesar de ello, le dijo que tuviese mucho cuidado. La competición se dio por comenzada y ambos luchadores comenzaron a intercambiar sus golpes, cada paso que adelantaba el uno lo retrocedía el otro, al cabo de varios intentos, Zhao Jinyin salió disparado fuera del escenario y cayó al suelo, el otro alumno Liu Zhèngshéng, preocupado al ver la aparatosa caída, acudió a su lado para ayudarle y le pregunto como se encontraba, Zhao respondió que su contrincante tenia un nivel de Kungfu muy bueno.
En aquel momento surgió de entre la multitud una persona que dijo llamarse Chang Kwonhu, y que deseaba competir con Liu. A pesar de saber que Chang Kwonhu era un buen Maestro de Kungfu, Liu aceptó el combate y de inmediato comenzaron la lucha, al cabo de varios minutos todavía era difícil saber quien seria el posible ganador, tras un buen rato de combate Chang pidió para la competición indicando que continuarían luchando al día siguiente. Al dar por finalizado el combate, Chang Kwonhu acompañó al Maestro Huo y sus discípulos a su residencia donde, después de haber comido, comenzaron a analizar los diferentes aspectos de los combates realizados anteriormente, comenzando a aclarar las diferentes debilidades de cada contrincante, por lo que Chang Kwonhu pudo ver muchas cosas que antes no había tenido en cuenta.
Al día siguiente a las tres de la tarde, el Maestro Huo Yuanjia y sus discípulos acudieron al jardín Chan Yuen, donde ya se había congregado un numeroso publico, Chang Kwonhu estaba esperándoles y al verlos llegar se acercó y le dijo a Huo Yuanjia que quería verle demostrando sus conocimientos. A pesar de que el Maestro Huo ya tenía una edad bastante avanzada, seguía teniendo un cuerpo ágil y saludable y aceptó el desafío.
La lucha dio comienzo, Chang tenía un estilo muy agresivo y violento, atacando rápida y continuamente a Huo Yuanjia, sin embargo éste lo esquivaba sin mostrar excesivo esfuerzo y con toda la calma que le era posible. Mientras intercambiaban sus técnicas, Chang pensó que Huo Yuanjia tenía una gran calidad técnica y era mucho mejor que su discípulo. Al terminar la lucha Chang dijo a Huo Yuanjia, que era un verdadero Maestro y que se sentía honrado de haber luchado con él, tras esto saltó del escenario y se marchó.
Después de esta competición Huo Yuanjia se dirigió al publico y les dijo; cuando llegué a Shanghai fui ayudado por muchos compatriotas, mi propósito al venir aquí fue el de competir contra los opresores extranjeros, pero no el de luchar con mis propios hermanos de raza. Estas competiciones se están convirtiendo en verdaderas luchas entre gentes del mismo pueblo y no debería ser así, porque entre compatriotas hay que tener solidaridad, compañerismo y amistad. Si alguien desea venir a enfrentarse conmigo será bienvenido, pero no realizaremos ninguna competición por lo que no habrá ningún ganador.
Tras sus palabras, este tipo de competiciones se detuvo durante una larga temporada.
Huo Pian, hijo del Gran Maestro Huo Yuanjia

Por aquella época había muchos invasores o colonizadores occidentales, japoneses o de otros países orientales en Shanghai, los cuales tenían un buen territorio en la ciudad, allí también había muchos deportistas japoneses, los cuales practicaban unos estilos más suaves que eran de origen chino, y dentro de estas ramas había gentes de gran habilidad. Entre estos deportistas japoneses también circulaba la fama del Maestro Huo Yuanjia, por lo que muchos llegaron a hacer amistad con él. Un día cuando Huo Yuanjia y sus discípulos fueron al gimnasio de los japoneses, y comenzaron a hablar sobre los estilos y sus diferentes pero parecidos conocimientos, un deportista japonés le propuso una competición amistosa para que no hubiese heridos en ningún bando. En aquella época el deporte japonés estaba dividido en tres grandes grupos; uno era el Judo o estilo suave, en que lo principal era tirar al contrincante, el otro estilo era también suave llamado Sumo, y el tercero estaba basado en el manejo de los sables o katanas llamado Kenjutsu. En los gimnasios japoneses de Shanghai, estos tres métodos eran los que principalmente se practicaban. Se propuso a Huo Yuanjia y a sus discípulos el competir con el Judo o estilo suave.
Primero compitió el discípulo Liu Zhènshéng, después de varias luchas el japonés se dio cuenta que no podía derrotar a Liu, y éste a la vez aprovechó el cansancio que llevaba el japonés para vencerle, con algunas de las técnicas Chin-Na del estilo Mizong Chuan. Tras esto, cambiaron de contrincante y subió un japonés de unos cien kilos de peso con un fiero aspecto, y tras varios asaltos tampoco pudo derrotar al alumno Zhao Hanjie. Después un famoso luchador quiso competir con Huo Yuanjia, este aceptó, el luchador japonés intentó utilizar la fuerza de sus manos cuando estuviera desprevenido su contrincante y así tirarlo al suelo, pero no sabia que Huo Yuanjia poseía una energía "sobrenatural" en las manos y a pesar de toda su fuerza, no pudo con él. Luego utilizó las piernas para derribar al contrincante, pero Huo Yuanjia muy concentrado pudo evitarlo y comenzó a atacar a su contrincante haciéndole salir proyectado del área de competición, hiriendose al caer en la rodilla, Huo Yuanjia enseguida acudió a su lado y pidió a sus alumnos que le trajesen la medicina necesaria para curarle, luego limpio y curó la herida mientras le pedía humildemente disculpas.



Alumnos de HUO YUANJIA

Con todos estos hechos Huo Yuanjia demostró entre lucha y lucha que seguía manteniendo su fama de gran luchador, sin embargo los contrincantes japoneses no aceptaron sus derrotas y heridos en su orgullo vinieron a retarle en multitud de ocasiones, siendo en todas ellas derrotados por la habilidad del Maestro Huo Yuanjia. Las noticias de estas derrotas se extendieron por todos los lugares y la fama de este formidable Maestro creció aún más, por lo que ya nadie se atrevía a competir con él. Los contrincantes japoneses no estaban satisfechos, y rencorosos, planearon el asesinato de este Maestro. Aprovecharon que Huo Yuanjia tuvo un resfriado y un falso amigo japonés fue a casa de Huo Yuanjia para darle unas medicinas con las que curar la enfermedad, Huo Yuanjia era una persona muy amable y sincera, confiando siempre en las personas, por ello aceptó la medicina y tras haberla tomado se empeoró. Sus discípulos le trasladaron rápidamente al hospital de Shanghai, donde se le realizaron varios análisis y comprobaron que había sido vilmente envenenado, la cura ya era imposible y el venerado Maestro Huo Yuanjia murió.
El que un luchador tan valiente como era Huo Yuanjia fuese asesinado por la espalda, llenó de tristeza e indignación a todos los patriotas y los verdaderos luchadores. Pero, a pesar de la muerte de Huo Yuanjia, su gimnasio siguió manteniendo sus puertas abiertas y sus discípulos siguieron enseñando y extendiendo su doctrina y enseñanzas por todo el mundo. En 1915, compraron un nuevo edificio, reorganizaron la escuela y la renombraron con el nombre de "Asociación Atlética Jin Wu". Abrieron más clases y mejoraron algunas de las formas, publicaron libros y revistas, muchas provincias abrieron su propia Asociación Jing Wu, en 1918 se abrió una nueva sede de dicha asociación en Hong Kong, en 1920 la Central Jing Wu de Shanghai envío cinco representantes a Singapur y a Malasia, donde dieron espectáculos benéficos, y hoy día existen infinidad de delegaciones del Instituto Jing Wu y de la Asociación que más tarde se fundó en todos los continentes.
En el citado Instituto se crearon una serie de formas bien definidas y codificadas que dieron pie a un nuevo estilo llamado Shaolin Chang Chuan y del cual más tarde surgiría el moderno Wushu. Las formas o esquemas fundamentales enseñadas en el Instituto Jing Wu, contrariamente a lo que se cree, no fueron creadas por Huo Yuanjia, ya que él sólo enseñó una forma de mano vacía llamada Shih Chuan, traducida libremente como la "Forma de la mano práctica".


Al parecer fue un instructor llamado Chiu, quien con la ayuda de los otros Maestros e instructores crearon y organizaron estas formas o esquemas, las cuales debían ser enseñadas antes de enseñar su propio Estilo de Kungfu, estas diez formas fundamentales son:
1.- Tantuei (ejercicios de piernas)
2.- Lianbu Quan (puños y pasos encadenados)
3.- Gongli Quan (Forma del adiestramiento de la energía)
4.- Dashan Shou (Gran lucha)
5.- Fengmo Gun (Palo de remolino)
6.- Bagua Dao (Sable de Pakua)
7.- Qiang Wuhu (Lanza de los cinco tigres)
8.- Tantuei Duilian (ejercicios en pareja de Tantuei)
9.- Wanquán Ming (Forma completa)
10.- Dandao bodou Danqiang (Sable contra lanza)