San Ti

La lucha Suiza - Schwingen por Jerónimo Milo
Jerónimo Milo

por

La lucha Suiza

Schwingen

El Schwingen es un tipo de lucha similar a los demás estilos cuerpo a cuerpo celtas (Backhold, Canaria, Glima, Catch as catch can y Gouren), que se desarrolló en Suiza. Sin tener claro ni definido sus orígenes, se estima que este tipo de lucha ya estaba presente para el 1300. Es considerado el deporte nacional de Suiza y junto al Jodel (canto suizo característico), el Raclette (queso fundido), los Alpes y un viejo historial de neutralidad política, son signos característicos de ese país.





Schwingen significa “levantar de los pantalones” y esto se debe principalmente a que el agarre que se ven obligados a usar los luchadores constan de una especie de pantalones cortos hechos de yute que se calzan encima de los pantalones largos, similar en concepto a las prendas de la lucha turca o a los arneses de la Glima islandesa.
Si bien con el tiempo este arte se ha ido expandiendo a las ciudades y a otras partes de Europa, es en principio un arte de áreas rurales ubicadas en las montañas norteñas de Suiza. El Schwingen se realiza en las festividades regionales y generalmente se practica al aire libre entre principios del verano y el otoño.
En la antigüedad los premios que ganaban los luchadores eran por lo general propios del modo de vida que llevaban. Un competidor podía alzarse con una oveja como galardon u otros elementos propios de las granjas. En la actualidad en este arte se desalienta el uso de patrocinadores o de grandes sumas de dinero en premios, en cambio se sigue manteniendo la tradición de ganar premios en especias.
Se dice que el primer gran festival de esta modalidad se realizó en 1805 (diez años antes de que fuera reconocída la autonomía definitiva de este país) y que en parte se hizo para elevar la conciencia nacionalista porque Suiza se encontraba en poder de los franceses.
Si bien históricamente es un arte masculino, en 1992 se fundó la sociedad de luchadoras de este arte y hoy en día es más común verlas en las competencias y en las prácticas.

EL AREA DE COMPETENCIA

La lucha se desarrolla en un área circular de 12 metros que es cubierta con aserrín.


LAS REGLAS

En su versión tradicional no hay categorías de peso ni de otro tipo. Los luchadores se agarran de los pantalones de yute e intentan lanzarse unos a otros. La finalidad es poner al rival de espaldas. Se declara vencedor al competidor que logra voltear al rival sobre sus dos hombros o sobre la zona de los omóplatos o la zona baja de la espalda, mientras mantiene contacto con una de sus manos sobre el pantalón del oponente.
Al finalizar se puede ver que las reglas exigen por tradición que el ganador le cepille la espalda al perdedor.
Se ubican dos árbitros fuera del área y uno principal dentro del círculo, estos son los encargados de suministrar puntos y regular el combate.
En cada festival un competidor debe luchar contra seis rivales, los que de cinco combates tengan el mayor número de puntos son los que pasan a la ronda final. Hay un tribunal que se encarga de hacer “emparejamientos” para ver quien tiene que pelear con quien. Las luchas duran entre 10 y 12 minutos.


LAS TECNICAS

Son muy similares a las técnicas de cualquier lucha mundial. Se usan barridos, lances de cadera y acciones de desequilibrio desde los brazos.
El combate sigue en el suelo hasta que alguno logre que el rival apoye la espalda. No hay llaves ni palancas y las únicas retenciones válidas son echar el peso del cuerpo sobre el rival.

El festival nacional de lucha se realiza cada tres años, compuesto de ocho rondas durante dos días. El ganador del torneo se hace acreedor del título de “rey de la lucha” durante tres años.
En la actualidad las luchas europeas se encuentran participando en conjunto, ha habido campeonatos mundiales en donde han participado luchadores de Cumberland y Back Hold (Gran Bretaña), lucha leonesa y canaria (España), y lucha bretona (Francia).




Fuentes:
Wealth Management 2005, The time seller y Wikipedia