San Ti

Los codos - En el Choy Li Fat por Jerónimo Milo
Jerónimo Milo

por

Los codos

En el Choy Li Fat

Los codos - Del libro "Choy Li Fat"


Esta es una técnica devastadora que se presenta en gran medida en las formas del Hung Sing Choy Li Fat de Fat Sam. El codo es el arma por excelencia en el estilo Choy Li Fat cuando de distancia corta se habla. El codo descendente con la zona del cúbito y del radio es el golpe más usado en el estilo y se presenta como técnica individual o como remate al final de alguna combinación.

Forma: Hay dos maneras de golpear con el codo dependiendo de la situación, blancos o posición:




1) Con la zona del húmero: Se usa principalmente para golpear hacia el costado o hacia abajo. Su trayectoria es corta y necesita del movimiento del cuerpo para ser efectivo.




2) Con la zona del cúbito y del radio: Se usa para golpear hacia arriba, hacia abajo y en círculo hacia adentro. Pegar con esta zona genera mucha más potencia ya que el brazo tiene más maniobrabilidad y recorrido.

Energía: Es como el golpe de una pesada maza sobre un yunque. El codo cae abruptamente sobre el enemigo como si fuera una peligrosa bolsa con metales oxidados. Una vez que el codo aterriza sobre el rival, se clava como una pesada espada sobre una piedra produciendo un fuerte sonido metálico.

Intención: Es definitiva, fría. Acaba con todo en un solo movimiento. Cuando los codos entran en acción el combate se torna peligroso. Aplicado por un experto no es un golpe que deba tomarse a la ligera.


Zonas a impactar en el rival

Impactando con la zona del húmero los blancos ideales son el rostro del oponente, las costillas y la cabeza si golpeamos hacia abajo. En la zona del plexo puede causar severos daños al oponente.



Impactando con la zona del cúbito y del radio los blancos más usados son la cabeza, el pecho, el mentón, la zona del cuello e incluso los miembros del enemigo (brazos y piernas). La zona del empeine, la tibia y las manos del rival pueden ser golpeados cuando este nos ataca, dejándole inutilizables estas zonas.




Aplicación

Técnica 1: Codo descendente

Nos encontramos en guardias iguales con la pierna izquierda adelantada con respecto al rival. Ante el ataque de la mano izquierda de este, desviamos su ataque hacia afuera con nuestra mano izquierda adelantada, al tiempo que caminamos con nuestra pierna derecha y atacamos con la zona del cúbito y del radio de nuestro codo derecho hacia la cabeza del oponente.



Puntos importantes: Golpear con el codo en el preciso momento en que la pierna derecha llega a apoyarse sobre el suelo. Flexionar las dos piernas en el momento del impacto para agregarle más peso a la acción. Dirigir el brazo del oponente que habíamos desviado hacia abajo, para que este se encuentre más desequilibrado e indefenso ante nuestro ataque. Mantener los hombros relajados durante toda la acción. Rotar la pelvis hacia la izquierda e inclinar ligeramente el torso hacia adelante para potenciar la acción del codo. Mantener la mirada sobre el rival y procurar no perder el equilibrio hacia adelante.