San Ti

Reportaje exclusivo con Gordon Liu - De la Camara 36 de Shaolin a Kill Bill por Emilio Alpanseque
Emilio Alpanseque

por Emilio Alpanseque

Reportaje exclusivo con Gordon Liu

De la Camara 36 de Shaolin a Kill Bill

PARA LOS FANATICOS DE LAS PELICULAS
DE KUNG FU DE TODO EL MUNDO, EL ES CONOCIDO COMO EL MONJE
SAN-TE, EL NOMBRE DE SU PERSONAJE EN
LA CLASICA 36TH CHAMBERS OF SHAOLIN (1977),
PERO SU NOMBRE REAL ES GORDON LIU JIA-HUI.
SU CARRERA ACTORAL COMENZO CUANDO SU
HERMANO ADOPTIVO, EL ACLAMADO DIRECTOR
DE PELICULAS DE ARTES MARCIALES LAU KARLEUNG
LO INVITO A UNIRSELE EN LOS LEGENDARIOS ESTUDIOS
DE LA SHAW BROTHERS EN 1977. GORDON LIU
GANO RAPIDAMENTE RECONOCIMIENTO POR SUS GRANDES
PERFORMANCES Y SUS SOBERBIAS SECUENCIAS
DE ARTES MARCIALES,INTERPRETANDO
DIVERSOS ROLES PRINCIPALES EN NUMEROSAS
PELICULAS EPICAS Y CONVIRTIENDOSE ASI EN
UN ICONO QUE PERDURO EN LOS FILMES DE
KUNG FU ALREDEDOR DEL MUNDO. AQUI ESTA
GORDON LIU, EN SUS PROPIAS PALABRAS…




Emilio Alpanseque: Por favor maestro Liu, cuéntenos acerca de sus orígenes.

Gordon Liu: Mi verdadero nombre es Sin Kim-Hei en cantonés, que es Xian
Qi-Xi en mandarín o simplemente Louis Sin en Hong Kong. Nací en
Guangdong, China, en 1955. Mi familia se trasladó a Hong Kong y
allí es donde comencé a aprender Artes Marciales en la escuela de Lau
Jaam, el padre de Lau Kar Leung, que era un reconocido maestro de Hung
Gar. Su escuela estaba cerca de mi casa, entonces yo solía escaparme del
colegio para ir a sus clases. Practiqué por tres años sin que mis padres se
enteraran. Eventualmente Lau Jaam y su esposa terminaron aceptándome
como parte de su clan familiar. En la tradición china los discípulos reciben
el nombre de su maestro luego de ser aceptados, lo que explica como
conseguí el nombre escénico de Lau Kar Fai. Cuando comencé a trabajar
en las películas de una rama de la Shaw Brothers que habían abierto en
Taiwán, mi nombre fue acreditado en mandarín como Liu Jia-Hui, que luego
se transformó en Gordon Liu al inglés.

E.A: ¿Maestro Liu, que lo trajo a los Estados Unidos esta vez?

G.L: Mi viejo amigo, Hu Jianqiang, me invitó a participar en el Greater
Hartford International Chinese Martial Arts Tournament and Cultural
Exchange como invitado especial. Este es un evento muy interesante que él
organiza todos los años y estoy muy contento de poder ayudarlo. De hecho
esta no es la primera vez que el maestro Hu me invita a visitar sus escuelas, pero
siempre estaba muy ocupado. Participé en muchas demostraciones de Wushu,
entregué medallas a los ganadores, posé para las fotos y autógrafos, y también
di un seminario sobre el sistema de Hung Gar de mi familia.

E.A: ¿Cuál es el linaje exacto de Hung Gar de la familia Lau?





G.L: Somos descendientes directos de Wong Fei Hung. Wong enseñó a
muchos discípulos, entre ellos Lam Sai Wing y a Leung Kwan. Mi sifu,
Lau Jaam, fue un estudiante de Lam Sai Wing. Por lo tanto empezando
desde el fundador del estilo Hung Gar,Hung Hei-Gwoon, soy un discípulo de
séptima generación. Esa es la historia.
De Wong Fei-Hong a Lam Sai Wing, de Lam Sai Wing a Lau Jaam y de Lau Jaam
a Lau Kar-Leung, de Lau Kar-Wing a mí.

E.A: Entonces, para que nuestros lectores lo sepan, el clan familiar Lau
es una de las más importantes fuentes de talento en la cinematografía de
Hong Kong desde los días de las viejas películas de Wong Fei Hung ¿no es así?


G.L: Exacto. Lau Jaam participó con Wong Tak-Hing y Shek Kin en esas
fabulosas películas, usualmente haciendo de Lam Sai Wing, su maestro en la
vida real. De chico, yo era un verdadero fanático de estas películas. Nunca se me
hubiera ocurrido que de grande iba a convertirme en el hermano adoptivo de
Lau Kar-Leung, uno de los verdaderos hijos de Lau Jaam, quien trabajó en la
industria desde muy pequeño y hoy es uno de los más importantes actores,
coreógrafos y directores en el género de las películas de Kung Fu.

E.A: ¿Cuáles fueron entonces sus primeros pasos en la industria cinematográfica?

G.L: Durante los ’60 tenía un trabajo de oficina, hasta que Lau Kar-Leung
me pidió que actuara en una de sus películas. Como dije antes, primero
participé haciendo de doble y con pequeños papeles, mi primer actuación
importante fue en la película Shaolin Martial Arts (1974), dirigida por el
famoso Chang Cheh. Luego, como Lau Kar-Leung abandonó su trabajo como
coreógrafo de peleas de Chang Cheh para seguir con su carrera de director
en Hong Kong, me contrató como su actor principal en varias películas, como
Chalenge of the Masters (1976), Shaolin Challenges Ninja (1978) y por supuesto,
The 36th Chamber of Shaolin (1978).





E.A: En mi opinión The 36th Chamber of Shaolin fue su primer éxito de
taquilla. ¿Qué puede decirnos de esta película?


G.L: ¡Hay tantas cosas para contar! Esta película está parcialmente basada
en la historia del Templo Shaolin y de las Artes Marciales en general. Así que
como película no sólo era entretenida, sino que ayudó a dar a conocer las
antiguas tradiciones. Lau Kar-Leung fue el director y trabajó muy duro
diseñando la coreografía de la película.
Como sabes, él practicaba Hung Gar, así que nuestro estilo se presenta en la
película, claro que no en toda, pero en algunas partes aquí y allá. Así que en ese
sentido estuve muy feliz por trabajar en este proyecto, lo que no me gustó fue
que tuve que afeitarme la cabeza desde que el personaje es forzado a esconderse
en el Templo Shaolin (risas).

E.A: ¿Pero no fue su imagen de monje intimidante la que lo hizo famoso?

G.L: Desafortunadamente sí, lo cual me enfureció y me incomodó.
En esos días no era normal tener la cabeza afeitada por la calle, quizás
sólo los criminales o los pacientes de un hospital lo harían. Recuerdo
que tenía todo tipo de pelucas para usar fuera de los estudios y hasta en
mi casa. Pero no hay duda de que a la audiencia pareciera gustarle más
así.

E.A: ¿Cuáles son los hechos verídicos de esta historia?

G.L: En lo referente al guión de The 36th Chamber of Shaolin, hay documentos
históricos que indican que monjes y hombres civiles vivían en
el Templo Shaolin y participaban en campañas contra la dinastía Quing.
Mi personaje, Lau Je-Tak, quien más tarde se convierte en el monje
San-Te, también es mencionado en documentos de historia. Ahora bien,
¿fue él quien creó la posibilidad de que hombres comunes aprendieran
Artes Marciales? No sabemos eso con certeza, pero es verdad que muchas
películas tomaron hechos históricos y elaboraron una historia alrededor de
ellos con el fin de contar un cuento.

E.A: Entiendo. Y supongo que eso explica por qué se pueden encontrar
personajes como Luk Ah-Choy (otro verdadero antecesor del Hung Gar)
en la misma película. ¿Pero elementos como los 18 hombres de bronce,
la cámara número 36 o el Templo Shaolin del Sur, realmente existieron?


G.L: Nadie puede decir esto con seguridad, nos gusta creer que son
parte de la historia que se fue pasando de generación en generación. Es
parte de nuestra tradición cultural. También se puede encontrar en la
literatura clásica, novelas, etcétera. La podés considerar la historia no oficial
o informal. El género de películas de Kung Fu hizo un uso extenso de
historia no oficial, desde la época en que las películas eran blanco y negro
hasta ahora.

E.A: Aun así, las creativas escenas de entrenamiento en The 36th Chamber
of Shaolin fueron extraordinarias.


G.L: Sí, nos llevó casi dos meses completar esta película. La intención
principal del director, aparte de mostrar el hecho de que civiles podían
entrar al templo, era que el verdadero Kung Fu recae en el uso de las armas
pero más en habilidades propias del practicante, como su balance, concentración,
la vista, el oído, etcétera. Como resultado, cada recámara de
entrenamiento en el templo estaba diseñada con ese concepto en mente y
en la realidad debo decir que muchos de esos métodos de entrenamiento
pueden ser encontrados en los verdaderos entrenamientos de las Artes
Marciales; muchos me recuerdan a mis propias épocas de entrenamiento.

E.A: ¿Kung Fu real?

G.L: ¡Sí! Después de todo -aparte de Bruce Lee en los ’70- fue Lau Kar-Leung
el primero en traer Kung Fu real a las películas en vez de usar coreografías
basadas en la Ópera de Pekín, con movimientos de combate estilizados
sin aplicación real. De eso se trataba el estilo tradicional de la Shaw Brothers,
ciertamente uno muy difícil de lograr.




E.A: Pero yo considero que la coreografía de la Ópera China puede ser muy intrincada
y útil en las películas también, largas peleas de armas y acrobacias por
ejemplo.


G.L: Seguro, debemos recordar que la pantalla de cine es muy grande; entonces
todas las técnicas usadas deben ser de gran amplitud para que se vean bien.
Entonces hay un lugar para peleas estilizadas y acrobacias, aunque en la Ópera
de Pekín las Artes Marciales son muy diferentes. Para las películas de Kung Fu
la precisión, la energía y limpieza en los movimientos son de vital importancia.
Además en aquellos días hacíamos tomas de 50 movimientos o más, así
que no puede decirse que el trabajo de la cámara o la edición eran usadas para
cubrir la falta de habilidad nuestra, de los actores. Pero hoy en día ya no se ve
lo mismo, todo lo que ves son escenas de acción hechas con tomas cortas y mucha
edición.

E.A: Eso es definitivamente verdad. ¿Entonces luego del éxito de esta
película qué siguió?


G.L: Bueno, tuvimos alrededor de veinte años de películas de la Shaw
Brothers. Hicimos muchos clásicos de Kung Fu como Legendary Weapons
of China (1982). El director Lau Kar- Leung también fue el primero en introducir
la comedia dentro del género con películas como Dirty Ho (1979), Return
to the 36th Chamber (1980), etcétera.

E.A: ¿De todas estas películas, tiene una favorita?

G.L: Mi película favorita de esta era tiene que ser The Eight Diagram Pole
Fighter (1983), pero tengo que admitir que es por razones personales. En el
medio de la producción, Alexander Fu Sheng, la estrella original de la película
murió trágicamente en un accidente automovilístico. Así que fue muy
difícil y yo estaba muy acongojado. La situación me marcó con sentimientos
profundos.

E.A: Sí, fue una verdadera tragedia. También la Shaw Brothers dejó de
producir películas de Kung Fu años más tarde. ¿Qué hiciste para mantenerte
activo?


G.L: En 1986 dejé la Shaw Brothers y pasé un tiempo actuando en series
de televisión taiwanesa. Durante ese tiempo también formé mi propia
productora, que realizó más de 10 filmes independientes. En 1989 el canal
de televisión más importante de Hong Kong me invitó a unírmeles, así que me
mudé de vuelta a Hong Kong y seguí trabajando regularmente en películas
hongkonesas. Trabajando con los actores de mayor renombre de Hong
Kong, como Yuen Biao en Peacock King (1988), Jet li en Last Hero in
China (1993), Andy Lau y Jianquing en Drunken Master III (1994), Chow
Yun-Fat en Treasure Hunt (1994) y en muchas otras.

E.A: ¿Pero luego la Shaw Brothers regresó con una película catalogada
como “la primera película real de Kung Fu del milenio”?


G.L: Ah sí, esa fue Drunken Monkey (2003), la primera película de Kung Fu
filmada en los estudios Shaw Brothers después de muchos años de inactividad.
Es una película de acción y comedia acerca de dos chicos que quieren aprender
Kung Fu con un respetado maestro llamado Man Biu, interpretado por
Lau Kar Leung. Esto está ambientado en la época republicana de China,
en la que hay algunos problemas con el contrabandeo de opio, entre otras
cosas. Yo tuve el papel de un inspector que persigue a Man Biu.

E.A: También trabajaste con Leung Kar-Yan recientemente en una serie de
televisión llamada Real Kung Fu.


G.L: Sí, claro, trabajé con Leung Kar- Yan desde los viejos tiempos de los
estudios Shaw Brothers. Su carrera es tan vieja como la mía, Leung Kar-Yan
es un miembro de la vieja generación. Trabajamos juntos en películas tan
antiguas como Shaolin Martial Arts(1974) para Chang Cheh.

E.A: ¿Es verdad que él no tiene ningún conocimiento de Artes Marciales?

G.L: Leung Kar-Yan era un personaje especial con un muy buen físico y
mucha carisma frente a la cámara. Estaba en estado y era capaz de hacer
casi cualquier cosa que un director le pidiese, pero sí, es verdad que no tenía
conocimiento de verdadero Kung Fu o de la Ópera, a pesar del hecho de que
hizo con éxito tantas películas de Kung Fu. Él era realmente fenomenal.

E.A: ¿Pero luego de hacer tantos filmes, no es esto equivalente a tener años de
práctica en Kung Fu?


G.L: Muy poco, muy poco. Los actores y acróbatas pueden aprender como
hacer los movimientos de los directores en Artes Marciales en el estudio,
pero no hacen el entrenamiento que requieren las Artes Marciales. No
pueden hacer formas enteras, digamos “el tigre y la Grulla” de Hung Gar por
ejemplo, pueden aprender como imitar algunos movimientos y tener una gran
performance frente a la cámara, pero pueden no tener el verdadero “Kung
Fu” que se requiere.

E.A: Claro, “Kung Fu” significa “práctica dura a través del tiempo”, que por
supuesto equivale a la maestría de esa habilidad. Ahora, moviéndonos más a
la actualidad, ¿qué puedes decirnos de tu trabajo en Kill Bill?


G.L: Bueno, en el 2002 el director Quentin Tarantino, un viejo fanático
de las películas de la Shaw Brothers, me llamó para su propia producción.
En Kill Bill, Vol. 1 (2003) actué en un pequeño pero memorable papel como
Johnny Mo, un Yakuza enmascarado miembro de una banda llamada “los 88
locos”. Luego, el verano siguiente, volví en la secuela Kill Bill, Vol. 2 (2004), pero
esta vez tuve un papel más protagónico como el maestro de Kung Fu Pak Mei
(“la ceja blanca”), quien era el mentor del personaje de Uma Thurman en
la película. Fue muy divertido hacer estas películas y Tarantino estaba muy
impresionado con mi estado físico, especialmente a mi edad (risas).




E.A: Estoy seguro de ello. Bueno, Maestro Liu, muchas gracias por su tiempo y
mucha suerte en todo lo que haga.


G.L: Fue un placer para mí. Va un gran “gracias” para todos mis fanáticos y
todos aquellos que apoyan las películas de Kung Fu. Espero que mantengan el
verdadero espíritu del Kung Fu en sus corazones.


-Fotos cedidas por Gordon Liu