San Ti

Tai Chi Chuan - Revista Para Ti - Tratar de estar mejor por Vanesa Zumbo
Vanesa Zumbo

por Vanesa Zumbo

Tai Chi Chuan - Revista Para Ti

Tratar de estar mejor

Energía, equilibrio y armonía. ¿Cómo? Te contamos todo acerca del milenario arte marcial chino que beneficia la salud, previene el estrés y el cansancio físico y mental.



Tai Chi Chuan ¿Te suena a chino? Lo es. Se trata de un milenario arte marcial que beneficia la salud y mejora el crecimiento espiritual. La mayoría de las personas supone que estas disciplinas orientales deben ser rudas y bruscas, como en las películas de Stevean Seagal o Bruce Lee. Pero he aquí lo interesante: el Tai Chi Chuan se practica siguiendo rutinas con movimientos muy lentos y suaves. Y hay más. La fuerza que se puede generar con esta doctrina es tan grande que una persona pequeña podría derrotar fácilmente a un hombre joven y fuerte. Ya lo decía hace más de dos mil años el general chino Sun Tzu en El Arte de la Guerra: "Luchar y conquistar en todas las batallas no es la excelencia suprema. La excelencia suprema consiste en romper la resistencia del enemigo sin luchar". Dicho y hecho, sus palabras se hicieron realidad. Y es entonces que desde el año 1600 este método se ejercita en China, ya no como una práctica marcial sino como un estilo de vida. Pero no es necesario atravesar mares y océanos para aprender o conocer más sobre esta disciplina.

Entonces es Jerónimo Milo -practicante y docente- quien nos adentra en el tema. "El Tai Chi Chuan consiste en una serie de ejercicios en los que interactúan los principios del Yin y Yang que componen la energía vital del universo", explica. "Su práctica regula el sistema nervioso -dice- actúa sobre el sistema cardiovascular, el respiratorio y también sobre el metabolismo". Pero no todo termina allí. ¿Estrés, cansancio, presión, contracturas o dolor muscular? También. Esta disciplina produce un trabajo corporal y mental completo. Y hay algo más interesante: puede ser practicado por personas de cualquier sexo, edad, estado de salud o estructura física. ¿Interesante, no?

Pero si hasta ahora todo te sigue sonando a chino básico, prestá atención a cómo se lleva a la práctica el Tai Chi Chuan. Y qué mejor que nos lo cuente un experto: "Primero se realiza una entrada en calor para aflojar el cuerpo y sacar todo tipo de tensiones. Se hacen rotaciones de todas las articulaciones, desde lo cabeza hasta los tobillos. Se hacen ejercicios suaves de Chi Kunque es un entrenamiento de la energía y la respiración", explica Jerónimo. Luego se pasa al trabajo de las formas, "son movimientos encadenados que caracterizan a este arte -aclara- cada sistema de Tai Chi Chuan tiene su propio número de formas, de diferentes duraciones y cada una puede variar de un estilo a otro, pero en todas existen las particularidades comunes de los principios de esta disciplina".





Además, en la clases -que también cuentan con una parte teórica- se hacen estiramientos, alineamiento postural, autoconciencia de los músculos y automasajes. Y atención: las prácticas son controladas y seguidas por un profesor, porque según Jerónimo "cada persona tiene una búsqueda distinta y hace algo para sí misma. Este arte es algo muy personal". "El Tai Chi Chuan está concebido de tal manera que los movimientos que lo conforman son perfectamente naturales y por eso no conduce a lesiones óseas o musculares", asegura el profesor.

La práctica continuada del Tai Chi Chuan mejora la elasticidad, tranquiliza la mente y el corazón, aventaja la coordinación y el equilibrio, favorece la circulación sanguínea, fortalece los órganos internos y tonifica los músculos. ¿Algo más? Es una actividad accesible y se puede practicar en cualquier sitio, en cualquier época del año y con cualquier indumentaria. Y ahora ¡relájate y goza!.