San Ti

 

La Guarida de Milo

23
NOV 2010

Amortiguación

¡Qué buena idea!

Amortiguación

Amortiguación:

- Acción, una forma de reducir el efecto.
- Disminuir la intensidad o fuerza de una cosa.
- Reducción del impacto.
- Reducir el efecto de algo haciendo menos violenta su intensidad, rapidez o fuerza.


La amortiguación es el elemento clave para mejorar la eficiencia de la fase de caída y contacto con el suelo en las técnicas de salto. No sólo caemos después de un salto en una clase de Kung Fu, caemos todo el día, cuando bajamos una escalera o cuando bajamos del colectivo. No es poca cosa, si tenemos una mala amortiguación todo el choque que recibamos va a parar aisladamente a nuestros tobillos, rodillas, caderas o espalda, pudiendo producir un daño en el momento o ir cultivando una lesión de tipo crónico.

Muchas veces me discuten si el Kung Fu hay que practicarlo calzado o descalzo. Debido a los diversos saltos y caídas, personalmente no veo como una buena opción estar descalzo, sobre todo porque en la mayoría de los institutos se trabaja sobre suelos duros. Ahora, si la superficie es óptima (tambling, colchoneta) y ayuda a la reducción del impacto, es otra cosa.

Podemos imaginar el efecto de una mala amortiguación como el recibir martillazos en los talones mientras nos mantenemos acostados. Cuando caemos produciendo mucho impacto y haciendo ruido a veces la presión que recibimos sobrepasa la resistencia de los cartílagos, que se pueden dañar seriamente, llevando a posibles futuras artrosis.

El truco está en usar todo el cuerpo de manera coordinada para repartir esta presión en muchas articulaciones y no en una sola. En la segunda parte de esta nota explicaremos la técnica para “usar el cuerpo como un dispositivo destinado a atenuar la violencia de un choque” y así mejorar la eficiencia de nuestras caídas.