San Ti

 

La Guarida de Milo (Mayo de 2011)

Tui Sou para dummies

Este es un ejercicio, una propuesta y una actitud ideal para aquel que no tiene ni idea de lo que es el Tai Chi o el Tui Sou y quiere mejorar este tipo de práctica.
Muchos alumnos de Kung Fu ven sus egos destruidos cuando empujan con ganas a algún flacucho alumno de Tai Chi y salen circunstancialmente y en respuesta, volando hacia los costados. Esto sucede porque el practicante hábil no es de aplicar la fuerza sobre la estructura fuerte del rival, sino que siempre busca aplicar la fuerza sobre el punto más débil de esa estructura. Todas las estructuras tienen un punto débil y un punto fuerte. Las posturas generalmente si tienen una buena posición de empuje frontal también tienen un punto frágil lateral y viceversa.
Teniendo en cuenta esto, propongo la siguiente premisa (imagínense a mí al lado de ustedes apoyando mi mano en sus hombros mientras digo):

"Vamos a hacer Tui Sou pero NO VALE oponer fuerza contra fuerza. O sea que vale hacer toda la fuerza del mundo (¡¡¡oh, ‘fuerza’, que mala palabra en Tai Chi!!!) en la dirección que quieran, pero nunca jamás oponer esa fuerza en dirección contraria a la fuerza que está ejerciendo el otro". O sea, podremos hacer lo que se nos dé la gana mientras no hagamos fuerza estricta en dirección opuesta a la del rival. Un ejemplo sería que en vez de chocar de frente con una bicicleta que viene a toda velocidad contra nosotros, optemos por posicionarnos al costado y darle una patada de costado sin enfrentar directamente su fuerza de choque.
Este tipo de planteo nos obligará a descubrir nuevos patrones de movimientos a los que no estamos acostumbrados -diagonales, oblicuos, descendentes- y sobre todo la combinación de varios al mismo tiempo. Con un poco de práctica descubriremos qué efectivo es aplicar fuerza sobre las brechas o los puntos flacos del rival y de a poco dejar de ser simplemente una cabra de monte que va para el frente a chocar contra los cuernos de otra cabra.