San Ti

 

La Guarida de Milo

15
AGO 2010

¿Estiramos los dedos hoy?

Ya fue suficiente!!!

¿Estiramos los dedos hoy?

Durante toda nuestra vida las manos y los dedos están sometidas a un trabajó exhaustivo y desequilibrado de flexión. Nos la pasamos cerrando la mano, agarrando cosas, apretando, empuñando, aplastando entre nuestros dedos y en el exacto momento que estoy tipeando estas líneas descubro que mis dedos hacen un pequeño movimiento de flexión y presión para tocar las teclas. Todos esto está muy bien y tiene que ver con la forma de nuestras manos pero la realidad es que nuestras extremidades están sometidas a mucho trabajo de flexión y un casi ausente trabajo de extensión (en muy pocas acciones sujetamos o controlamos algo estirando los dedos). Por lo general terminamos presentando en nuestras manos y antebrazos una musculatura flexora (los músculos responsables de flexionar) demasiados fuerte y acortada y una musculatura extensora (músculos responsables de ya te habrás dado cuenta que) demasiada estirada y débil.
En base a este desequilibrio te propongo diariamente estirar los dedos y manos en dos modalidades: pasiva y activa. Pasivamente podemos agarrar nuestros dedos con la otra mano y simplemente estirarlos gentilmente para aliviar la musculatura flexora. Activamente buscaremos estirar los dedos tratando de abrir y estirar los dedos lo más posible sin ayuda de la otra mano. En este caso sentiremos como la musculatura flexora que se encontraba contraída se estira y como los músculos responsables de la extensión (en el dorso de la mano) se activan. Algo que seguro no sentimos todos los días, incorporando así una nueva sensación y un poco mas de salud para nuestras manos.