San Ti

 

La Guarida de Milo

15
SEP 2010

Sobre la mierda I

(Un balde lleno)

Sobre la mierda I

A veces para cambiar algo en un sistema no basta con cambiar cuestiones técnicas o hacer ajustes corporales. Para lograr ciertas habilidades como la relajación, tener más agresividad, ser más abnegado o incluso tener más calma para afrontar una agresión, uno necesita cambiar como persona. No basta con reproducir un gesto, uno realmente TIENE que ser eso que está buscando, sino se convierte en una simple actuación o reproducción de lo que ve, pero sin serlo en esencia.

Con respecto a esto, recuerdo mis años de aprendizaje con mi maestro de percusión y querido mentor, Norberto Minichillo.
En esa época yo quería convertirme en un experto baterista de heavy metal, a lo que mi profesor me decía que no iba a poder por qué no tenía el aguante, que era un pecho frío.
Y fue ahí que remató con la frase que me quedó grabada a fuego en mi mente "mira pibe, vos lo que tenés que hacer es meter las manos en una balde lleno de mierda, mucha mierda, TU mierda, luego sacarlas y gritar... arghhhhahahaa".

Puede sonar como un consejo vulgar o quizás soez, pero en verdad me estaba alentando a que hurgue dentro mío. La propuesta era sencilla: sacar toda la basura, la pestilencia interna y analizarla, desmenuzarla y aceptarla, para poder cambiar o al menos para obrar de manera más positiva y asertiva con el entorno para poder alcanzar las metas. ¿Cómo iba a poder conseguir algo si ni siquiera podía con mis propios demonios?

Su consejo fue menos elegante, pero igual en concepto que "conoce a tu peor enemigo, que está dentro tuyo y véncelo", pero me dio mejores resultados.

Si uno realmente quiere hacer un cambio, pero no está dispuesto a sostener su propia mierda con las manos, ¿realmente piensa que va a obtener algún cambio?