San Ti

 

La Guarida de Milo

13
SEP 2012

TIENE TANTA LOGICA COMO …

TIENE TANTA LOGICA COMO …

Digamos que el problema original se genera cuando el alumno pregunta como patear más "fuerte". La lógica clásica y de súper macho sufrido indica que todo lo que me deje cansado y doliendo es indicativo de que trabajé súper intenso y correcto. No pain no gain.

Tomemos como ejemplo quedarse un buen tiempo en mapu. Un mapu -una sentadilla media en otras palabras- es un movimiento de baja intensidad, o sea que lo podes hacer y mantener por unos segundos sin un gran esfuerzo. Extendido en el tiempo sigue siendo un ejercicio de baja intensidad, pero que genera mucha fatiga si lo ejecutamos prolongadamente.
Con esto no quiero decir que el mapu no sirva, es LA postura por antonomasia en las artes marciales chinas, su práctica es fundamental para el tipo de estructura, alineación y generación técnica que se busca en estas artes. Se puede sacar el máximo provecho al mapu con entrenamientos de alineación, estimulación de la estructura y resistencia... pero no para ganancia de fuerza!!!

Al principio poner a alguien a hacer mapu para ganar fuerza da buenos resultados. De la mala condición en la que se puede encontrar el cuerpo de mucha gente cuando comienza a entrenar un poco de mapu produce una ganancia considerable de fuerza comparado a la cero fuerza que poseían antes de entrenar algo. La gente se entusiasma y toma a esta postura como un generador 100 % eficaz de fuerza. Para colmo empiezan las desviaciones: torneos de mapu, exámenes de mapu, diplomas de mapu, certificaciones de mapu etc... pero con el paso de las semanas notaremos que se estancara en su ganancia de fuerza y encontrara un techo del que por más que haga horas de mapu no saldrá . Sera más resistente? si. Un poco mas fuerte? un poco quizás.... pero no podrá seguir obteniendo ganancias de fuerza solo con esto. Es mas comenzaran a aparecer las temidas lesiones de rodillas, de cadera o de lo que sea o muy probablemente una descomposición general en las tensiones de nuestras cadenas musculares que terminara con un lindo regalito doloroso en el basurero de las contracturas al que llamamos espalda.

Continua la semana que viene